Carlos García - Tenerife Polideportivo - Tenerife
Top

De los que marcan diferencias

Thursday, 21 de February del 2013 Por · Una respuesta 

Carlos GarcíaPor Carlos García: Afronta el CB Canarias el domingo un partido de esos marcados en rojo en esta segunda vuelta. No se mide a un rival directo, no pugna frente a grande por una victoria de prestigio, de esas de relumbrón. Pero sí se las verán los de Alejandro Martínez con un contrincante al que le pueden hincar el diente. Un adversario, el Blusens Monbus, perfectamente ganable al amparo del Santiago Martín, donde los canaristas acumulan seis éxitos consecutivos.

El triunfo, de materializarse, tendría un valor doblemente positivo. Primero, sumar la novena victoria, una cifra que podría dejar a los isleños a las puertas de la salvación y que además le serviría de colchón para permitirse, dentro de unas cuantas semanas, algún que otro resbalón frente a los otros contendientes por la salvación. Aquellos conjuntos de los que los aurinegros han dado por ahora cumplida cuenta. Sin excepción. Y segundo, porque volver al camino de los éxitos supondría un refuerzo moral para los canaristas, cuya identidad más reciente quedó algo difusa tras el flojo encuentro firmado en Valencia después del parón con motivo de la Copa del Rey. Superado el revolcón en La Fonteta, una semana debe ser tiempo suficiente para que los de Martínez recuperen su sello más aguerrido.

Una semana, sin embargo, marcada por los diversos problemas físicos que han lastrado a tres de los titulares de una plantilla sin demasiado fondo de armario. Los problemas físicos de Blanco, Rost y, especialmente Donaldson hacen tambalear los cimientos canaristas, que afrontan una nueva reválida en forma de adversidad. Será el momento de que otros den, definitivamente, un paso adelante. Con la merma física de buena parte de la columna vertebral del equipo sería ideal ver al Richotti más arrollador, al Lampropoulos que encandiló a principios de temporada, al Sekulic de las últimas jornadas, e incluso, si Martínez lo decide, tirar de la clase de Guillén.

Parón competitivo y lesiones a un lado, tampoco parece haberle sonreído en este caso al cuadro lagunero la asimetría del calendario. Y es que en un orden de juego lógico, este Canarias-Blusens se debía haber jugado hace tres fines de semana, justo antes del receso copero. En la tercera jornada de la segunda vuelta. No en la quinta. Un momento, aquel, en el que los gallegos eran un mar de dudas. En medio de una racha de cuatro derrotas seguidas. Justo coincidiendo con la lesión de su timón de juego, el base portorriqueño Andrés Rodríguez. Pero el domingo los de Moncho Fernández pueden ser otros. Al menos anímicamente por el refuerzo que debe suponer haber derrotado al todopoderoso Caja Laboral. Un refuerzo que el domingo también buscará el Canarias. Para el conjunto aurinegro ganar al Obradoiro sería lograr un triunfo de los que marcan diferencias. Sería casi como ganar la liga.


Descanso de doble filo

Saturday, 16 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Carlos GarcíaPor Carlos García: La celebración el pasado fin de semana de la Copa del Rey permitió a la plantilla del CB Canarias tomarse un pequeño descanso; el mismo del que disfrutaron los otros nueve conjuntos de la Liga Endesa que no tuvieron la oportunidad de clasificarse para la cita de Vitoria. Receso ideal después de un vertiginoso tramo competitivo que llevó a los aurinegros a disputar 11 encuentros en apenas dos meses y sin apenas parón con motivo de las fiestas navideñas. En teoría, el paréntesis le debe haber servido a los aurinegros para recargar pilas y desconectar mentalmente antes de volver a arrancar y no parar hasta el próximo 19 de mayo. Así al menos lo han reconocido estos días algunos de sus jugadores.

Sin embargo, habrá que esperar, al menos hasta el duelo contra el Valencia, para ver si realmente este alto en el camino le sienta bien o no al Canarias. Y es que tras un inicio bastante desolador (con seis derrotas consecutivas), el cuadro de Alejandro Martínez le había cogido el tranquillo a la competición con ocho triunfos en los últimos 14 encuentros. Seis victorias seguidas en casa para hacer del Santiago Martín una fortaleza casi inexpugnable. Números, que de extrapolarlos hasta el final de la Liga Endesa, dejarían a los laguneros a las puertas del play off por el título. Por ello, por haber roto esa velocidad crucero adquirida desde hace algún tiempo, el parón copero representa para el CB Canarias un arma de doble filo.

Arma de doble filo y prueba también de madurez y exigencia, toda vez que los canaristas afrontan ahora el que probablemente sea el tramo más complicado de lo que le queda de calendario. Choques en casa frente al Obradoiro, FC Barcelona y Joventut, así como visitas para jugar contra Valencia, Gran Canaria y Real Madrid. Rivales, algunos de ellos, perfectamente asequibles para este Canarias, pero que en la primera vuelta del curso se le atragantaron de tal forma a los de Martínez que saldaron sus duelos ante ellos con un 0-6.

El balance, en caso de repetirse o al menos asemejarse, no resultaría tan grave en relación a la entidad de los adversarios, ninguno de ellos en la pugna por la permanencia. Pero sí podría serlo en cuanto a que los laguneros deberían convivir de nuevo con la derrota una jornada sí y otra también. Y es que hace casi dos meses que el Canarias no pierde dos encuentros seguidos. Si logra mantener la misma tendencia, el parón copero será una mera anécdota. Pero si, por el contrario, el equipo isleño no es capaz de ello, al menos deberá ser tan fuerte mentalmente como en el inicio de la liga para poder afrontar luego con entereza los partidos en los que realmente se jugará la vida.