Juan Manuel Bethencourt - Tenerife Polideportivo - Tenerife
Top

Un bello espectáculo

Wednesday, 13 de March del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: 

El Pabellón Santiago Martín fue, un fin de semana más, escenario propicio para un bello espectáculo deportivo, el que protagonizaron el CB Canarias y el Regal Barcelona en un duelo jugado de poder a poder, con alternativas en el marcador, jugado con intensidad y limpieza por dos equipos que militan en la misma categoría, aunque con objetivos muy distintos. El equipo azulgrana, vigente campeón de Liga, recupera el pulso tras un mal comienzo y ya se ha llevado la Copa del Rey como aperitivo. El cuadro aurinegro, que es el que realmente nos importa, tiene a tiro la permanencia tras una excelente primera vuelta, pero aún debe amarrar tres o cuatro triunfos para sellar la temporada con el éxito indiscutible que supondría mantener a Tenerife en la máxima categoría del basket español. La evidente diferencia de potencial económico entre ambas entidades apenas se notó ayer en la Hamburguesa, porque el Canarias dio la cara y mantuvo el duelo igualado durante los cuarenta minutos. Lo hizo con sus armas de siempre, intensidad atrás y descaro en ataque, hasta el punto de poner muy difícil la victoria a un Barcelona bastante atinado en el lanzamiento exterior, circunstancia que al final le dio el triunfo. Dos hombres destacaron en el equipo de Alejandro Martínez, dos fichajes que ya están dando la medida de sus posibilidades. Uno fue Saúl Blanco, en su mejor actuación de la temporada, atinadísimo en ataque, una amenaza en todas las zonas del campo por su capacidad para penetrar, tirar de lejos e incluso postear cerca del aro. El alero asturiano no es que haya sido recuperado por el Canarias, es que ha sido recuperado para el baloncesto de alto nivel, lo cual de paso es una óptima noticia para el equipo lagunero. También brilló con poderío la figura de Blagota Sekulic, que se creció ante las torres del Barcelona. El montenegrino está en su mejor momento del curso y ahora mismo es una pieza clave del Canarias, porque rebotea con fiereza y es un seguro de vida tanto de espaldas a canasta como cuando se enfila para abrir la defensa con sus lanzamientos exteriores. De su mano pudo el conjunto tinerfeño remontar la inicial renta del quinteto catalán, que sorprendió con una defensa de zona desde el primer minuto de partido, una argucia táctica que rara vez se contempla al más alto nivel. Alguien podría aventurar que el Canarias llegó vivo al final del duelo porque el Barcelona hizo un mal partido. Nada más lejos de la realidad. Ausente un Juan Carlos Navarro dosificado por su precario estado físico, el equipo azulgrana ofreció una actuación coral de relevancia, demostrando que su actual momento de juego es bueno. En eso ha tenido mala suerte el Canarias, que ha pillado a los rivales grandes en estado de gracia de éstos y aun así ha peleado hasta el final por el triunfo. El Real Madrid se impuso en el Santiago Martín casi de milagro, y el Barcelona tuvo que recurrir a tres acciones sublimes de su base Marcelinho Huertas, hoy por hoy el mejor director de juego de la Liga Endesa, para amarrar el triunfo. El brasileño decidió con dos triples y una asistencia en la interpretación magistral del dos contra dos que define su juego. Fue el colofón de un partido que dejó con buen sabor de boca a los aficionados que abarrotaron el pabellón, y que deja al Canarias como estaba, con todas las opciones de amarrar su continuidad en la Liga ACB, aunque no caben confianzas porque los rivales aprietan. Se trata de dejar a dos equipos por debajo, y ahora mismo hay cinco equipos en peor situación que el nuestro. Hay razones para el optimismo, no para confiarse.

 


Todo más o menos igual

Monday, 18 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: Perdió el Tenerife una óptima ocasión para casi sentenciar la primera plaza del grupo, objetivo que, en cualquier caso, hay que decirlo ya así de claro, no se nos puede escapar. Durante buena parte de la mañana pareció que el golpe sobre la mesa resultaba definitivo, porque el equipo blanquiazul ganaba, el Leganés empataba en casa y el Oviedo perdía en el campo del Marino de Los Cristianos. Al final las cosas cambiaron un poco, y lo único que se mantuvo inamovible fue el meritorio triunfo del equipo sureño, colista de la categoría, prácticamente sentenciado, pero capaz aún de dar la sorpresa de la jornada y hacerle de paso un gran favor al Tenerife, pues todos tenemos claro que es más adversario el Oviedo que el Leganés en la pugna por esa primera plaza final. Por potencial deportivo, por historial, por influencia, por todo. Sea como fuere, fue el Leganés el que al final se llevó los tres puntos y, amparado en el empate de los nuestros, recorta a seis la diferencia que aún maneja el equipo de Álvaro Cervera.

Pues sí que el Zamora es el rey del empate en esta categoría. Con sólo cinco derrotas, pero con únicamente tres victorias, el equipo castellano pelea por la permanencia y casi siempre suma, pero de uno en uno, lo que resulta poco rentable. Aun así hizo méritos para la igualada ante un Tenerife menor, flojito, incapaz de sentenciar cuando tuvo el partido de cara. El duelo fue un toma y daca sin excesivo acierto en las áreas, con un Tenerife solvente atrás pese a lo inédito de su línea defensiva, en la que se estrenó como titular el canterano Alberto. Volvemos a una regla aplicable a la base del equipo blanquiazul, tantas veces citada en este comentario: hay materia prima, salen buenos jugadores, o mejor dicho proyectos de buenos jugadores, que en rara ocasión reciben la continuidad precisa para consolidarse, para pasar la prueba del algodón. La factoría del Tenerife muestra cierta habilidad para producir defensas centrales, futbolistas rocosos que saben manejarse en un puesto que es de los más difíciles que hay en este juego. Vale que tampoco hemos producido un Beckenbauer, pero ahí lo vieron ustedes ayer, Alberto y Bruno como pareja en la zaga, y no se hundió el mundo para el Tenerife porque estos pibes no se complican la vida y tienen físico para medirse con cualquiera.

Es lo mismo que se puede decir de Yeray González, que volvió a la convocatoria y bien que lo aprovechó con su gol de cabeza a la salida de un córner. Este futbolista, uno de los mejores proyectos que tiene ahora mismo el club entre manos, ha visto lastrada su progresión por la llegada de Fran Ochoa, que ocupa su misma demarcación y que, por ser fichaje invernal, ha recibido desde el principio las mieles de la titularidad, sin que su rendimiento haya sido gran cosa por el momento. Yeray, acaso con menos toque pero con mucho más recorrido, es el clásico jugador necesitado de minutos, porque en su caso prima la cantidad sobre la calidad, y su crecimiento, de producirse, lo será por acumulación: de trabajo, de exigencia, pero también de oportunidades. Sigo creyendo mucho en este futbolista, y se trata, como siempre, de que el club haga lo propio y termine de tener claro el camino que desea tomar con sus recursos propios. Es la lección que sacamos de un empate que pudo ser victoria y que nos deja con todas las opciones intactas. La temporada avanza y cada domingo sin sobresaltos es una buena noticia para el Tenerife, que para eso ocupa la primera plaza.

 


Vivir a todo gas

Friday, 15 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: Llega a mis ojos una entrevista, publicada por el diario El País, con el entrenador del Borussia Dortmund, el equipo de moda en Alemania y casi de Europa, vivero de nuevos talentos y actual retador de la aristocracia futbolística continental. Les relato lo que dice Jurgen Klöpp, 45 años y una perenne sonrisa: “Si no tienes dinero y, a pesar de todo, quieres calidad, tienes que ser valiente. Hemos fichado a jugadores muy jóvenes. Formamos una comunidad muy fuerte. Hemos crecido juntos. No tener dinero no significa no poder seguir trabajando, significa solamente que hay que encontrar otros caminos. El club ha seguido su camino con un entrenador de Segunda y un equipo muy joven. Y hemos sido campeones dos veces. Muchos de nuestros fans recorren 800 kilómetros para vernos y vivir algo especial. Hay que ir a todo gas. Lo hemos llamado fútbol a todo gas. Queremos derrochar vitalidad. Preferimos dar cinco veces en el larguero que quedarnos cuatro veces sin tirar a la portería. Mejor perder. Ese fue el comienzo. Tienes que vincular a la gente al club. Los partidos deben tener un efecto más allá del resultado. Todo el mundo sabe que se ha ganado 3-1. Pero lo que se siente es el tiro, el gol, la parada: eso lo llevas dentro toda la semana. Si ganas 1-0 y el juego ha sido muy vivo, el fútbol queda legitimado. Yo no solo quiero ganar, ¡también quiero sentir!”.

Me quito el sombrero ante la filosofía deportiva y vital de este entrenador, también ante el juego de un equipo que le ha quitado dos Ligas seguidas al todopoderoso Bayern de Múnich, y que le mojó la oreja al Real Madrid en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Reflexiono hasta qué punto la convicción, presupuesto necesario para que exista la ambición, es un arma poderosa en cualquier actividad humana, y por tanto también para el deporte profesional. Los señores del Borussia optaron en su momento por el riesgo, que en muchas ocasiones es la manera más sensata y prudente de proceder, porque hay momentos en los que es preciso el cambio, el salto adelante, aunque produzca vértigo. George Orwell, el mejor periodista del siglo XX, escribió esto, que me parece adecuado a la situación actual de nuestro equipo, el CD Tenerife, que este domingo juega en el campo del Zamora: “Nada permanece nunca igual. Debemos aportar algo a lo heredado o perderlo, debemos engrandecernos o empequeñecer, debemos ir hacia delante o hacia atrás”. El equipo blanquiazul vive, sin duda, un buen momento, porque lidera la clasificación del Grupo I de Segunda División B y es por tanto un acreditado aspirante al ascenso. Lo hace con un nutrido grupo de futbolistas de la casa y otros foráneos, una mezcla que por el momento ha ofrecido excelentes resultados.

Pero hay que mirar más allá, y me pregunto si una actitud como la que he citado más arriba, la de vivir, sentir y jugar a todo gas, es posible en nuestra isla. Creo que materia prima hay, incluso de sobra, y se trata de implantar una cultura de club y deportiva a la altura de esos valores, los del esfuerzo combinado con optimismo, con alegría, que estos son tiempos demasiado duros como para llevarlos con la cara tiesa todo el rato. Lo dejo como una reflexión y al mismo tiempo un deseo en voz alta, porque un futuro mejor es posible si empezamos a cimentarlo desde ahora mismo. Estos alemanes están escribiendo una bella historia, ¿saben por qué?, porque decidieron escribirla y escribirla bien. Quiero eso para mi Tenerife. Y a ganar este domingo en Zamora.

 


El mejor partido hasta ahora

Monday, 11 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt:

El Tenerife cumplió ante la visita del Leganés, en un partido muy competido que pudo resolverse casi de cualquier modo, por las diversas vicisitudes que conoció el encuentro. Se puede afirmar que el triunfo blanquiazul fue justo, pero nadie se hubiera escandalizado si el resultado final llega a ser un empate. El equipo pepinero fue un rival más que digno, sin duda, el mejor equipo que ha pasado por el Heliodoro hasta la fecha.

Con trece encuentros consecutivos sin conocer la derrota, se sabía que el Leganés llegaba a la Isla henchido de confianza, y bien que lo demostró con un ejercicio de solvencia durante los noventa minutos. Fue un equipo sin trampa ni cartón, sin nombres de relumbrón pero con todo lo necesario para plantar cara, y con dos líderes definidos: uno atrás, nuestro viejo conocido Sebastián Corona, y otro delante, ese zurdo que responde al nombre de Dioni y que con 23 años parece un futbolista llamado a militar en una categoría superior. Él fue la gran amenaza para el Tenerife, por su habilidad para proteger el cuero y desbordar en busca de la meta de Aragoneses, que ya en la primera mitad tuvo que emplearse a fondo para sacar un tiro envenenado. Fue la mejor jugada de una primera parte en la que el Tenerife quiso, pero no pudo, lastrado por sus propias imprecisiones y el escaso desborde de su línea de ataque.

Todo cambió en una segunda parte que tuvo de todo, empezando por un penalti a favor del Tenerife, con expulsión del defensa rival incluida, que es de los que habitualmente no se pitan. Aridane marró la pena máxima con un tiro fuerte pero muy previsible, y en los minutos posteriores la cosa se puso negra con el tanto del Leganés, obra de Dioni tras una lamentable maniobra de Javier Tarantino, que regaló el balón al rival allí donde es imperdonable el fallo. De repente, el partido había adquirido un pésimo aspecto porque apenas se notaba que el cuadro visitante llevaba casi toda la segunda mitad con un jugador menos sobre el césped. Por fortuna para el Tenerife apareció una jugada milagrosa en la que Moyano encontró a Cristo Martín para que éste resolviera a lo grande: recorte sobre el defensa rival y tiro inapelable de zurda, un gol bellísimo que puso la rúbrica al buen partido del canterano. Fue entonces cuando el Tenerife decidió ir a por el partido, consciente de la importancia del duelo, sin saber aún que el Oviedo también pincharía en una jornada que al final es perfecta para los intereses blanquiazules. Álvaro Cervera recurrió entonces a lo que se podría definir como efecto Guillem Martí. Este delantero nos está demostrando partido a partido lo útil que es cuando se precisa un buen desmarque vertical al espacio, su cualidad más destacada y una auténtica bendición para el equipo cuando se precisa un poco más de mordiente ofensiva. Dicho y hecho, Martí encontró un balón profundo en diagonal, muy propicio no tanto para el remate como para el pase de gol. El balear encontró la respuesta de Aridane, que se redimió de un fallo en el penalti con un gol, el decisivo, de delantero de toda la vida, adelantándose a su par y fusilando a bocajarro, sin sutilezas, con un tiro duro pero esta vez imparable por el palo corto del guardameta rival.

Se abrieron de par en par las puertas de la primera plaza para un Tenerife que abre hueco en la cabeza del grupo, y que demuestra de nuevo que un equipo imperfecto, como lo son todos y más en la división de bronce, pero que es claramente el equipo más fiable de la competición. Y que siga así para regocijo de todos. La mañana carnavalera fue al final una mañana de color y fiesta para un equipo que lo mereció. Y el mérito de un rival que nunca bajó los brazos realza aún más nuestro triunfo.


Pedro, el imprescindible

Thursday, 7 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: España ganó ayer a Uruguay en partido disputado en el estadio Khalifa de Qatar. Lo hizo por 3-1 en un ejercicio casi rutinario, sin inmutarse, en una prueba que sirvió por encima de todo para dar la oportunidad a nuevos valores de nuestro fútbol, que lleva unos años de un prolífico que da gloria verlo. Entre las novedades, cabe subrayar la primera presencia de Isco en el equipo absoluto. Es este un futbolista especial, al que conviene seguir la pista por lo que ya da y también o sobre todo por lo que se intuye. ¿Es o no Isco un futbolista grande, una nueva versión de Xavi o Iniesta? Aún no lo sabemos, pero tengo claro que estamos ante un jugador sin medias tintas: o crack o nada. Habrá que verle en un equipo grande, quizá en Inglaterra, para apreciar su auténtica dimensión.

Por lo demás, el equipo nacional se puso por delante fácilmente y sentenció en la segunda parte. Por medio estuvo la acción del empate charrúa, una maniobra preciosa del Cebolla Rodríguez para superar por bajo a Víctor Valdés, titular ayer. Tuvo que aparecer nuestro Pedro Rodríguez para poner las cosas en su sitio. La selección se va renovando, aparecen nuevos valores y otros van apuntando a la salida, pero Pedro ahí se mantiene, inalterable, también ya inamovible en los esquemas del Barcelona y la selección. El pibe de San Matías criado en Abades no es una estrella mundial, está un escalón por debajo de los grandes astros del equipo azulgrana, pero es un auténtico jugadorazo, uno de esos que siempre está allí donde se le necesita. Y mira que le hemos dado por condenado a la suplencia. Yo mismo lo admito. Pensé en su momento que el holandés Afellay, que ya no está en la plantilla del Barcelona, le desplazaría de la titularidad en la banda del ataque azulgrana, cuestión que Pedro se encargó de zanjar con juego y goles. Quien más quien menos, todo el mundo pensaba que la llegada del chileno Alexis Sánchez, una joven estrella mundial por la que el Barcelona pagó 30 millones de euros, suponía una severa amenaza para el tinerfeño.

Pues nada, Pedro se mantiene como acompañante habitual de Messi en el once titular blaugrana mientras Alexis, ya en su segunda temporada, sufre las iras del público del Camp Nou porque no es capaz de poner un balón entre los tres palos. ¿Qué quiero decir con esto? Que es un tipo duro, nuestro Pedro Rodríguez. Es, en ese sentido, el del carácter competitivo, el heredero de un futbolista que ayer estaba en la grada, Raúl González, porque se parece a él en la capacidad para exprimir sus cualidades hasta hacerse poco menos que imprescindible. Pedro desniveló el partido de ayer con dos acciones propias de su estilo, balón al espacio y definición precisa, sin alharacas, como tampoco hay concesiones a la frivolidad en la celebración. Ya saben ustedes que hay futbolistas que festejan sus goles haciendo bailes raros, imitando a un arquero, haciendo la metralleta, el avión, cualquier chorrada para el fotógrafo propia de los petulantes, los Ibrahimovics de toda la vida. Pedro, como Raúl, celebra sus tantos, por decisivos que éstos sean, como debe hacerse, abrazando a los compañeros y agradeciendo el servicio al asistente que da el pase definitivo. Eso es un deportista, señores. Que se amarre los machos Neymar, que es de esa especie de estrella narcisista, porque si finalmente ficha por el Barcelona no lo va a tener nada fácil para ocupar un puesto en el once titular. Y a costa de Pedro, el bigoleador de ayer, no va a ser.

 


Victoria decisiva

Monday, 4 de February del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt:

El Canarias dio ayer domingo un paso que se me antoja decisivo para permanecer un año más en la Liga Endesa de baloncesto. El Cajasol de Sevilla se presentaba como un adversario tan asequible como peligroso, en una buena racha de resultados e igualado con los nuestros en la clasificación. Era un partido muy importante para ambos equipos, aunque cabe esperar que ambos sean capaces de amarrar la permanencia, a la vista de la clasificación en la parte baja de la tabla. El triunfo se lo llevó el Canarias porque fue muy superior en los tramos decisivos del encuentro, sobre todo en un tercer cuarto inmaculado del equipo entrenado por Alejandro Martínez. Ahí es nada para el técnico tinerfeño, haber ganado los dos encuentros de Liga a un equipo adiestrado por el Alejandro más ilustre del baloncesto español, un Aíto García Reneses que tras haberlo ganado todo sigue dando el callo, uno de esos inquilinos de banquillo dispuestos a morir con las botas puestas.

Pero la verdad es que fue el Canarias el equipo más fiel a esas señas de identidad que han marcado la trayectoria de Aíto: baloncesto con sentido de equipo, entregado en defensa y disciplinado en ataque, alegre cuando aparece la ocasión, capaz también de dejar rienda suelta a la inspiración individual a partir de unos roles bien definidos. Baloncesto bien jugado en definitiva. Esto lo hizo de maravilla el equipo aurinegro tras el descanso, tras una primera mitad de estudio, de ajedrez, que terminó en tablas y en el que el Canarias se agarró al excelente momento que vive Blagota Sekulic. Es ahora cuando el rendimiento del pívot montenegrino ha alcanzado su punto álgido, tanto en defensa como sobre todo en ataque, porque el gigante balcánico está muy fino de movimientos y sus porcentajes de lanzamiento, dentro y fuera de la zona, son óptimos. Y si Sekulic mantuvo al equipo en pie durante la primera mitad, fue Ricardo Úriz el que encendió la mecha en la segunda parte. El base clavó cuatro triples consecutivos que dispararon la renta favorable del equipo lagunero, el último de ellos a lo Navarro, al límite de la posesión y con su defensor encima. Úriz firmó una actuación antológica, que refrenda su gran rendimiento general como base titular del Canarias. Esto hay que destacarlo porque muchos dudábamos de la capacidad del jugador para asumir este rol tan relevante, cuestión que aparte de taparnos la boca habla muy bien tanto de Ricardo Úriz como de quien le trajo a la Isla, es decir, el propio Alejandro Martínez. Fue en ese tercer cuarto mágico cuando el Canarias sentó las bases de su merecido triunfo, y el mérito del Cajasol fue en todo caso no rendirse y, muy al estilo de Aíto, no entregar el partido hasta el final. Los sevillanos se agarraron a la clase y potencia de su base titular, el polaco Satoransky, pero no fue suficiente porque el equipo local supo administrar bien su renta. Cuando los andaluces amenazaron con una defensa zonal y brazos muy activos para desenchufar el ataque canarista, apareció Levi Rost para situarse en la esquina y desbaratar la estrategia con dos triples idénticos, salvadores, casi definitivos. Con menos minutos de los habituales para Jakim Donaldson, el Canarias demostró de nuevo que es por encima de todo un equipo, el camino más sensato para lograr el objetivo soñado.

Quedan catorce partidos por disputar y al equipo le faltan tres victorias para amarrar la permanencia. Los números lo dicen todo, y la imagen del equipo, también.

 


Fieles a su estilo

Tuesday, 29 de January del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: 

Los dos principales equipos del universo deportivo tinerfeño, CD Tenerife y CB Canarias, sufrieron suerte dispar en la jornada que se disputó el pasado fin de semana, aunque hay que añadir que ambos fueron fieles a sí mismos.

El Tenerife resolvió la visita del Ourense en un partido muy trabado, como están siendo de un tiempo a esta parte los encuentros del equipo dirigido por Álvaro Cervera. Empieza a preocupar un poco la mortecina imagen que exhibe el cuadro blanquiazul, que sigue líder de la competición, pero con el Real Oviedo soplándole el cogote a dos puntos de distancia y goleando a sus adversarios. Va a ser este el gran aliciente de la Liga en su fase regular, porque ambos clubes históricos se han despegado del resto y sus perseguidores, esos Leganés, Fuenlabrada y Avilés, carecen de recursos y regularidad para hacer frente a los dos conjuntos claramente más fuertes. ¿Aguantará el Tenerife este pulso con su rival carbayón? A tenor de lo visto en las semanas recientes, hay razones para dudarlo, aunque acto seguido hay que afirmar que el deporte profesional es así, no se está todo el año con el mismo nivel y puestos a elegir una fase de rendimiento decreciente tampoco es este el peor momento, pues lo que tiene que hacer el Tenerife es ponerse como un cohete para la parte final de la Liga y las eliminatorias posteriores; ahora bien, la primera plaza como objetivo sigue siendo irrenunciable, ahí está la lección del año pasado para entender la diferencia entre quedar primero y segundo. El equipo blanquiazul pudo haber resuelto antes la contienda. Lo hizo sin embargo en una acción astuta de Guillem Martí, que fue raudo al rechace del guardameta tras tiro lejano de Cristo Martín. En la acción del único tanto del encuentro se resumen las cualidades de un futbolista como Martí, que se está mostrando como un elemento interesante, que aporta verticalidad y gol, un futbolista muy directo, que tira el desmarque con habilidad y sabe resolver cuando tiene la ocasión; en definitiva, un buen complemento y quizá también un posible acompañante de Aridane en partidos concretos.

Y pasamos a comentar un poco el partido del Canarias el domingo en Zaragoza. Nuestro representante en la máxima categoría del baloncesto español perdió un partido que pudo vencer en la pista de un adversario cuyo estilo de juego no le va nada bien a los aurinegros. El CAI Zaragoza es un equipo que no anda sobrado de talento, pero sí de centímetros. En particular, hemos comprobado en encuentros recientes cómo el Canarias saca partido de meter el balón dentro a sus aleros, que aprovechan sus centímetros para generar situaciones de desequilibrio. Esto era imposible el domingo, porque los aleros del cuadro aragonés son tan altos y fuertes como los nuestros, de modo que incluso nos dieron a probar de nuestra propia medicina. El equipo de Alejandro Martínez se mostró, sin embargo, dominador en la primera mitad, alumbrando las esperanzas de una victoria de prestigio. La reacción local tras el descanso cortó de raíz las ilusiones y el Canarias, tras un tercer cuarto aciago, ya se vio inferior a su rival. Es una pena, aunque este partido no contaba en el casillero aurinegro, esa es la verdad, por la dificultad y cualidades del rival. Claro que tampoco se contaba con una victoria del Murcia en la pista del Valencia, ni mucho menos con que el Manresa sumara su cuarta victoria en la poco menos que inaccesible cancha del Gran Canaria. El vecino canarión ha dado aire a un rival por la permanencia que se resiste a tirar la toalla. Así de golpe, la clasificación en la parte baja de la tabla se ha estrechado un poco, así que no valen confianzas para los nuestros.

 


Porteros de presente y futuro

Friday, 25 de January del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt: 

La inoportuna lesión de Íker Casillas, quizá sólo oportuna para el visionario José Mourinho, que apostó por Adán en la titularidad sin saber que el capitán se rompería acto seguido, ha abierto en cualquier caso el debate sobre la portería del Real Madrid, club que peina el mercado en busca de un relevo de garantías con el que afrontar los dos próximos meses, con la eliminatoria europea ante el Manchester United en el horizonte. El hecho coincide con la apertura de un casting equivalente, aunque más pausado, en el FC Barcelona, donde ha caído como una bomba la decisión de Víctor Valdés de no renovar su contrato, que expira en 2014. En este contexto, y atendiendo de nuevo al club merengue, se habla y no se para sobre la posible incorporación de Andrés Fernández, guardameta titular de Osasuna, un joven que se ha ganado el sitio a pulso y que inicia ahora lo que puede definirse como la mejor etapa en la carrera de un guardameta. Con 26 años, y tras un duro aprendizaje, Andrés parece preparado para mayores objetivos, aunque el chico, que profesa la filosofía budista, se lo toma con enorme tranquilidad.

Todo esto nos lleva a reflexionar de nuevo sobre las cualidades de la cantera tinerfeña, pues Andrés Fernández, murciano de nacimiento, se formó en la Isla, de la mano de la escuela de porteros que dirige con mimo Pedro Oramas, y también formó parte de las categorías de base del CD Tenerife, de donde partió camino del Mallorca. Hoy es un portero cotizado, que fichará o no por el Real Madrid pero que más temprano que tarde recalará en un club importante de España o del extranjero. Esto es así porque nuestro país, que es hoy toda una potencia exportadora de futbolistas, tiene además una nómina excepcional de guardametas, tantos que no hay sitio en la selección para tanto talento junto. La relación es simplemente espectacular: Casillas, Valdés, Reina, De Gea, Asenjo, Guaita, Iraizoz, Roberto, el propio Andrés, etcétera. Los hay que buscan distintos horizontes, y eso nos lleva a otro portero tinerfeño que se está ganando un prestigio sólido a escala incluso internacional. Dani Hernández, guardameta titular del Valladolid, un gigante bajo palos, nació en Caracas, pero se vino a vivir a la Isla con dos años de edad. Miembro de una familia con solera en el fútbol tinerfeño, hermano de Meji, lateral izquierdo del Tenerife en la pasada campaña, sobrino por tanto de un gran amigo y colaborador de esta casa como es el Flaco Meneses, Dani Hernández es un portero con un bonito presente y un impresionante porvenir, titular en la selección de Venezuela, un escaparate formidable porque la Vinotinto ha subido varios peldaños en el escalafón del panorama sudamericano. También Dani se formó en la Escuela de Porteros de Tenerife, una circunstancia para sentirnos orgullosos, y un  hecho que nos anima a perseverar en el camino de la formación, de la cantera, porque talento hay, falta trabajarlo con más ahínco todavía, para que un Tenerife instalado en la élite pueda estar formado por futbolistas de la casa.

Dirán que es un sueño, pero se trata de un sueño factible, que otros clubes han logrado como resultado de un trabajo fiable y duradero. ¿Por qué no podemos lograr lo mismo en la Isla? Dejo la pregunta en el aire mientras velo armas para el partido del domingo ante el Ourense, en el que el Tenerife se juega mucho. Hay que sumar tres puntos porque el Real Oviedo se mantiene ahí, al acecho de nuestro fallo. Y es que vamos a vivir una segunda vuelta apasionante, eso lo podemos tener claro.


El caso Ayoze Placeres

Thursday, 24 de January del 2013 Por · Escribe tu comentario 

Juan-Manuel-BethencourtPor Juan Manuel Bethencourt:

El Club Deportivo Marino, en esa lucha poco menos que utópica en pos de la permanencia, ha peinado el mercado a la búsqueda de refuerzos con los que sostener una tenue esperanza que pareció revivir tras la mínima derrota en el Heliodoro, pero que se mostró en toda su crudeza con la goleada casera sufrida el pasado fin de semana. Como resulta obvio, es muy difícil arreglar en enero lo que no se hizo en agosto, porque el dinero no llega y los plazos se acortan, hay mucho menos tiempo para recuperar tanto terreno perdido.

Entre los fichajes del conjunto sureño se cuenta el central zurdo Ayoze Placeres, inédito esta temporada en el Club Deportivo Tenerife por razones que sinceramente se me escapan. Recuerdo haber participado hace un año en una tertulia de Radio Marca Tenerife que contó con este futbolista como invitado estrella. Hablábamos entonces de un chico de 21 años que asomaba en las alineaciones blanquiazules como toda una promesa de futuro para la entidad y para el fútbol tinerfeño mismo. Recuerdo asimismo ser testigo de las respuestas serenas de Ayoze, un pibe de San Matías con los pies en el suelo y una ilusión por triunfar del tamaño de la montaña sobre la que se asienta el barrio lagunero de su nacimiento. Ayoze es un central de poderoso físico y más que aceptable aptitud técnica, un futbolista que va bien por arriba y al cruce, y que saca el balón jugado con cierto criterio, buscando su perfil dominante, el zurdo, con el que se maneja con destreza. Sobre todo me llamaba la atención la madurez que este chico demostraba sobre el campo, porque nunca se atrevía con aquello que no sabía hacer, detalle que siempre tengo presente cuando observo las maneras de un defensa central, acaso la posición más exigente para un futbolista aparte de la tan específica de la portería.

En aquellos días, y ya les digo que fue hace un año, no es tanto tiempo, pensé que Ayoze Placeres era un futbolista con mayores cualidades que el teórico titular en el puesto, Javier Tarantino, y no pensé que correría también la suerte de los canteranos del Tenerife, que son como el río Guadiana y aparecen y desaparecen a lo largo de su trayectoria. En ese sentido pienso que Ayoze es un exponente genuino del gran vicio que padece la cantera blanquiazul, y que no es la ausencia de talento, sino de continuidad. En este caso concreto, me parece además un ejemplo clamoroso, que el propio futbolista se encargará de confirmar o desmentir en su trayectoria deportiva futura, pues tampoco voy a decir ahora que Ayoze no tiene ninguna responsabilidad en su anonimato de los últimos tiempos ni en la nula atención que el actual entrenador del Tenerife le ha dedicado.Del mismo modo, la llegada de Fran Ochoa al Tenerife ha supuesto la salida de otros dos canteranos que hacen el camino inverso y se han incorporado al Guijuelo. Se trata de Germán y Abel, otros dos jóvenes valores sobre los que se ha escrito mucho, pero que tampoco han alcanzado el punto de madurez suficiente para consolidarse en la plantilla blanquiazul. En el caso de Germán, porque caben dudas sobre su potencial, o al menos esa es mi opinión. Con Abel, porque es un futbolista demasiado tierno para las tareas que se le han encomendado, o eso ha mostrado sobre el césped cuando ha tenido ocasión. Ya se sabe que el deportista profesional atesora cualidades físicas, técnicas y mentales. O lo que es lo mismo, calidad y carácter son atributos que es necesario mezclar en la dosis adecuada.

Sinceramente pensé que con Placeres estaba ante uno de esos proyectos en los que vale la pena creer. Ojalá sea así para beneficio del Marino, del Tenerife y de toda nuestra cantera. Aún está a tiempo de lograrlo.

 


El Canarias encarrila la permanencia

Wednesday, 23 de January del 2013 Por · 2 Comentarios 

Por Juan Manuel Bethencourt:

Podrá decirse que es muy pronto para afirmarlo, pero el Canarias tiene media permanencia en el bolsillo. Lo dicen los números y lo dice la imagen que el equipo aurinegro transmite en cada encuentro. Anoche derrotó al Asefa Estudiantes en un partido tenso y divertido, en medio de un ambiente formidable, con las gradas del Santiago Martín repletas de un público entusiasta, que actuó como impulso definitivo para amarrar una victoria decisiva. Era el primer encuentro de la segunda vuelta, lo que quiere decir que restan 16 para el final de la competición en la Liga Endesa.

Sigue leyendo


Next Page »